Alcachofas en Alicante

La alcachofa está de temporada y en la Vega Baja de Alicante ocupa más de 23.ooo hectáreas. Es uno de los productos más venerados de la provincia, y yo tengo que confesar que de pequeña no las aguantaba (sobre todo el corazón). Las cosas cambian, y mi madre da gracias. El caso es  ¿Cómo saber elegir nuestras alcachofas cuando vamos al mercado? Lo primero y lo que más salta a la vista es que la alcachofa no sea demasiado grande y que sus hojas estén bien prietas y verdes. Si tienen la punta de la hojas de color oscuro pueden haberse helado o no ser tan frescas.

Alcachofa fresca

Lo segundo, debéis mirar sin pudor el rabo de la misma, la parte blanca del centro debe ser grande y ocupar el mayor espacio, eso nos indicará que está en su punto.

Rabo de la alcachofa

Por último, es importante que en el corazón de la alcachofa no tenga mucho “heno” o “pelillo” ( llámalo como quieras). Lo malo es que esto sólo lo sabemos al llegar a casa y cortarlas.

Alcachofa pelada y troceada

Siempre que peles alcachofas ten a mano un limón y restriega cuando cortes, de esta forma evitas que se oxide. En Alicante la alcachofa se pela bastante, queda prácticamente blanca. Y en crudo la puedes comer con  un chorrito de limón, aceite y sal.

Alcachofa cruda para ensalada

También a la plancha con los mismos ingredientes.

Alcachofa a la plancha

Pero lo mejor de todo es que puedes hacer lo que te de la gana con ella porque es una facilona. Algo muy típico es la tortilla de alcachofa.

 



1 Comentario

  1. Elena wrote:

    A mi me gustan de cualquier forma….

Deje una respuesta